Noticonquista a través de sus Tonalpohuallis (y un poquito más)

Desde mi incorporación al equipo de Noticonquista en febrero de 2019 he tenido oportunidad de realizar varias tareas vinculadas a la creación de contenido, pero sin lugar a duda, la que más disfruté fue la lectura y edición de los amoxtlispara su publicación. A lo largo de estos casi tres años y con un ritmo prácticamente ininterrumpido hemos publicado un total de 133 tonalpohuallis (ediciones semanales) y un aproximado de 425 amoxtlis a cargo de 134 autores entre los que destacan historiadores, artistas, antropólogos, arqueólogos, comiqueros, entre algunos otros.  

Uno de los mayores retos que enfrentó el equipo fue la elaboración de su agenda. Partíamos de una base muy sólida: seguir la agenda del proceso histórico que hemos denominado conquista de México 500 años después; sin embargo, dicha cronología presentaba “espacios en blanco”, semanas o meses “vacíos” que se transformaron en una oportunidad magnífica para abordar temáticas que nos ayudan a actualizar, complejizar y problematizar nuestra lectura sobre los hechos. Así, nacieron los números temáticos dedicados al sacrificio ritual, la navegación, las mujeres castellanas, indígenas, novohispanas, afrodescendientes y orientales, las lenguas, la conquista en otros espacios mesoamericanos, la diversidad sexual, el medioambiente, entre tantos otros.

Por otra parte, un proyecto de divulgación concebido desde su origen en formato digital y para redes sociales exigió una actualización constante y la experimentación en diversidad de formatos. Uno de los primeros productos fueron las cápsulas de radio, transmitidas en RadioUNAM y disponibles en nuestro sitio web; a ellas se sumaron las cápsulas de video, realizadas junto con Cine Murciélago, en donde académicos y especialistas se abocaron al desarrollo de personajes centrales o temas de principal interés, con el objetivo de derribar mitos y cuestionar los relatos establecidos.  Pero fue, sin duda, una de las propuestas más interesantes pensar que nuestros amoxtli podían superar su formato escrito y en el número especial que conmemoró el 13 de agosto de 2021, gracias a la colaboración de 5 artistas del cómic, presentamos el Tonalpohualli “Mirar a los ojos estos 500 años”.

Finalmente, y en lo que respecta nuestro sitio, debemos agregar que este fue creciendo con tres apartados importantes: el Calepino, una “enciclopedia virtual” que permite bucear en todo el contenido creado, además de proponer algunos números especialmente curados; el Ahuilli, sección lúdica en donde se pueden descargar dos juegos temáticos de la conqusita, el videojuego YAOPAN y el juego de mesa Alia2 1521; y finalmente, una búsqueda de números anteriores son dos interfaces diversas, una temporal y otra geográfica. Es fundamental resaltar que nada de esto hubiese sido posible sin el incansable trabajo del equipo de la DGTIC: Rebeca, Mario, Betty y Eli, que estuvieron siempre dispuestos a seguirnos en todas las locuras e ideas y trabajaron contrarreloj para que en cada fecha importante estuviesen realizadas las actualizaciones y modificaciones.

Hasta aquí un breve resumen de la numeralia y de todo el trabajo realizado por el equipo de Noticonqusita, pero me gustaría aprovechar la ocasión para contarte a ti, querida lectora, querido lector, que ha significado Noticonqusita desde una perspectiva más personal. Mi integración en el proyecto coincidió con mi llegada a la Ciudad de México después de una larga migración desde Buenos Aires, Argentina. Si bien todo indicaba que el proceso no sería difícil, puesto que hablamos el mismo idioma y compartimos muchos elementos culturales, yo sentía que no podía terminar de comprender muchas cosas que conforman la vida cotidiana de esta vertiginosa y maravillosa ciudad.

En este contexto, Noticonquista fue una ventana privilegiada para conocer México desde el campo más afín a mi formación: su historia. El privilegio de leer cada semana los amoxtli antes que nadie, para preparar su formato y edición, me permitió iniciar un proceso de comprensión y reflexión que me acercaron cada vez más a la ciudad, su gente, sus problemáticas, sus complejidades, su riqueza, y transformarla en mi nuevo hogar. Y por supuesto, en ese proceso, el equipo de Noticonquista se transformó en la familia de Noticonquista. ¡Estaré siempre agradecida con Federico, Anahí, Margarita y Esperanza!

Llegada aquí, no me queda más que invitarte a que vuelvas a visitarnos en el sitio, que aproveches cada recurso, cada texto, cada imagen cada cápsula de información que nos permita mantener viva la memoria, que nos evite caer en mitos, y en relatos simplistas y maniqueos... ¡Nosotras te estaremos esperando!

Para citar: Lucía Beraldi, Noticonquista a través de sus Tonalpohuallis (y un poquito más), México, Noticonquista, http://www.noticonquista.unam.mx/amoxtli/3021/3020. Visto el 04/10/2022